En la página web de Heliosar utilizamos cookies de análisis, a partir de Google Analytics, para evaluar su navegación y la del conjunto de usuarios a fin de mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, entenderemos que acepta su uso.

Tres Principios

La HomeoSpagyria® (Homeopatía Spagyrica) concibe el hombre como un todo armónico que posee un cuerpo cuerpo físico (Principio Formativo), un cuerpo energético en el que desarrolla su vitalidad (Principio Adaptativo) y una consciencia individual que determina su conducta (Principio Identificativo). Así, cuando alguno de estos Principios se desajusta con respecto a los otros dos, se afecta la funcionalidad y el estado general del individuo, alterándose la salud y su bienestar.

Los Principios establecen tendencias energéticas generales relacionadas con el metabolismo:

  • Principio Formativo. Es una tendencia energética orientada hacia la ralentización funcional, con predominio ANABÓLICO, reacciones endotérmicas y comportamiento biopsíquico centrípeto, hacia adentro. Sus funciones vitales están conducidas hacia la economía. Las personas con predominio de este Principio presentan una conducta sustentada en los valores objetivos proporcionados por los aspectos forma y materia.
  • Principio Identificativo. Es una tendencia energética altamente reactiva, con predominio CATABÓLICO, reacciones exotérmicas y comportamiento biopsíquico centrífugo, hacia fuera, con tendencia al consumo. En las personas con predominio del Principio Identificativo tiende a valorarse, principalmente, el desarrollo de una identidad propia, haciendo primar los aspectos psicoemocionales.
  • Principio Adaptativo. Expresa  la capacidad de regulación neurovegetativa y metabólica, incluyendo todos los mecanismos mantenedores de la Homeostasis. Como orientación energética, está dirigida hacia la compensación y coexistencia de las dos tendencia anteriores. Las personas con predominio Adaptativo tienen tendencia a mantener un continuo movimiento desde lo psicoemocional hacia lo material, y viceversa.

La regulación de estos tres Principios debe propiciarse de manera que el paso de uno a otro se produzca sin estancamientos ni bloqueos, lo que se realiza mediante pautas de alimentación vitales y con los protocolos homeospagyricos correspondientes.

Área Profesional